• Mensaje del Papa para la Cuaresma


    La Palabra es un don. El otro es un don
  • JÓVENES Y MISIÓN


    Joven, la misión te necesita
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2017


    21-23 de abril en Escorial, Madrid
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de experiencias misioneras de verano para jóvenes
  • Curso de Verano de Misionología


    Para la formación misionera de agentes de pastoral
  • ¿CÓMO COLABORAR CON OMP?


    Durante todo el año puedes colaborar con Obras Misionales Pontificias

4/5/16

Javierada de los enfermos 2016


El pasado sábado 30 de abril de 2016, se celebró en Javier la Javierada de los enfermos 2016. La tarde que estaba programada con una procesión del Santísimo desde la Parroquia de la Anunciación hasta el Auditorio Juan de Jasso, comenzó directamente con la Eucaristía por el tiempo inestable que hacía en Javier.

Los cerca de 400 peregrinos que se dieron cita este año, como siempre, participaron con entusiasmo en la Eucaristía presidida por D. Francisco Pérez, Arzobispo, D. José Mª Aícua, Delegado de Misiones y D. José Ignacio Martín, Delegado de la Salud y Ancianos. La celebración fue animada por el Coro “Canciones de Siempre”. Como ya es tradicional, la segunda parte del evento fué El Festival Misionero que comenzó con un repertorio de canciones del Coro que animó todo el día, y un vídeo con el Mensaje del Santo Padre Francisco para la 24 Jornada Mundial del Enfermo 2016. Acto seguido se entregaron los Homenajes 2016, que cada año hace el Arzobispado a personas e instituciones vinculadas a estas Javieradas tan entrañables. Este año los homenajes han sido: a los Enfemeros y médicos Jubilados durante el año 2015, a ADANO (Asociación de ayuda a niños con cáncer de Navarra) y a D. Javier Molina, fundador de ADANO. Este último homenaje no lo entregó D. Francisco Pérez, sino los niños de la Asociación ADANO, que cerraron el acto recibiendo del Sr. Arzobispo unos regalos que recibieron con entusiasmo.

La anécdota del día la protagonizaron representantes de la Asociación San Francisco Javier de Sevilla, que tradicionalmente participan en estas Javieradas, y que este año vinieron ataviados con un hermoso poncho con imágenes de Javier, el Castillo y el Cristo de la sonrisa.


La Javierada terminó con un ágape fraterno  donde todos fuimos testigos de la vitalidad y la alegría de la que hacen gala, como todos los años, nuestros peregrinos “mayores”, añejos en experiencia y jóvenes de espíritu.