• MENSAJE DEL PAPA – CUARESMA 2019


    La misión exige renovación espiritual en camino hacia la Pascua de Cristo
  • MES MISIONERO EXTRAORDINARIO


    Octubre 2019: "Bautizados y enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo"
  • MES MISIONERO EXTRAORDINARIO


    Guía para la celebración del Mes Misionero Extraordinario
  • "GUÍA COMPARTIR LA MISIÓN"


    Propuestas de voluntariado misionero
  • ENCUENTRO MISIONERO DE JÓVENES 2019


    Del 3 al 5 de mayo, El Escorial, Madrid
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • AYUDA DE EMERGENCIA PARA MALAWI


    Obras Misionales Pontificias pide ayuda urgente tras las inundaciones en Malawi

21/3/19

Las Javieradas 2019… “misión desbordada”



“¡Qué bonito día nos ha regalado el Señor!” Así comenzó su homilía D. Francisco Pérez, Arzobispo de Pamplona y Tudela, bajo un sol espléndido y un cielo azul que vio pasar por Javier a 24.600 peregrinos. La eucaristía ante una plaza abarrotada daba fe de ello.

El esfuerzo de organización de un evento como este es más que satisfactorio cuando ves a los peregrinos disfrutar de un día de fiesta compartida. Fe, misión, celebración sacramental, y el sacrificio de haber caminado tantos kilómetros hasta la “casa” del Patrono de las Misiones  recompensado por una primavera anticipada.

Ojala que estas Javieradas, enmarcadas este año por el Mes Misionero Extraordinario, sean una hermosa metáfora de una primavera misionera llena de frutos y vocaciones.

Los medios, este año, han dado bastante eco de las cifras de participación que han sido muy numerosas durante las dos Javieradas. Si estas noticias llegan a manos de nuestros misioneros, por cualquier medio, que sepan que ellos son el “alma mater” de esta “movida misionera” que promueve la misma diócesis que un día los envió a tierras de misión.

Nos sentimos en común-unión con todas las Delegaciones de Misiones y OMPs en todo lo que hacemos y agradecemos la labor de tantos y tantos que hacen posible la Misión en todos los ámbitos, incluso el digital. ¡Que no hubiera hecho San Francisco Javier navegando el 6º continente!

No podemos evitar soñar después de unas peregrinaciones como estas…

¡Gracias San Francisco Javier, Patrono de las Misiones!

18/3/19

HOMILÍAS JAVIERADAS. D. Francisco Pérez. Marzo 2019.


LAS JAVIERADAS NOS ANIMAN A SEGUIR EVANGELIZANDO
PRIMERA JAVIERADA 
por
Mons. Francisco Pérez González


1.- Un año más se nos convoca a salir de nosotros mismos
caminando a Javier. Estas peregrinaciones son una llamada
permanente a vivir el Evangelio y a sentirnos misioneros en el mundo
de hoy como lo fue San Francisco Javier. Precisamente este año se ha
elegido como lema: “Enviados”, en consonancia con la celebración del
próximo Mes Misionero Extraordinario convocado por el Papa
Francisco para el mes de octubre 2019. Con él, el Santo Padre quiere
despertar la conciencia de la misión ad gentes y retomar con nuevo
impulso la responsabilidad de proclamar la Buena Noticia del
Evangelio a todas las personas.

Ser atraídos por Jesús, encontrarse con él, vivir en él con alegría,
necesariamente nos convierte en misioneros. Como dice el Papa
Francisco: “ser atraídos y ser enviados” son los dos movimientos de
nuestro corazón. De ahí que ser misionero esta en el corazón mismo
de la fe de cada bautizado. Pero, para sentirnos así, cada uno de
nosotros tenemos que entrar en el camino del Evangelio que lo
renueva todo, lo recalifica todo, lo reestructura todo. Al iniciar
cualquier tarea de la misión, hemos de saber que Jesús Resucitado,
con su Espíritu, camina con nosotros, enciende nuestra ilusión,
fortalece nuestra valentía y nos da esperanza. Siempre está a nuestro
lado para levantarnos de nuestro desánimo y hacer que arda nuestro
corazón. Por ello, hemos de cultivar el encuentro con Cristo; sólo así
la evangelización encontrará la verdad, la fuerza y la convicción que
necesita.

En estas Javieradas 2019 nos ponemos a caminar con Jesús en medio
de su pueblo, como hombres y mujeres que somos continuamente
perdonados, continuamente amados en la misericordia de Dios. Que
al acercarnos a Javier gocemos de la fuerza que nos da el Señor para
regresar con nuestros corazones convertidos gracias al encuentro con
su amor misericordioso que se nos regala en el Sacramento de la
Reconciliación y con su amor generoso y entregado que se nos
entrega en el Sacramento de la Eucaristía.

2.- La Palabra de Dios hoy nos muestra las tentaciones que tuvo
Jesús y que, con valentía, rechazó. Las tentaciones en el desierto no
son un contratiempo más o menos fuerte, ni son unas circunstancias
inesperadas que vienen con sus dificultades; al contrario, son fruto de

su elección y forman parte de la misión que el Padre le ha
encomendado. “Él no lo hizo (salvarnos del pecado y de la muerte
espiritual) con declaraciones altisonantes, sino luchando en primera
persona contra el Tentador; hasta la cruz. Este ejemplo vale para
todos: el mundo se mejora comenzando por nosotros mismos,
cambiando con la gracia de Dios, lo que no está bien en nuestra
propia vida” (Papa Benedicto XVI, Ángelus, 21 febrero 2010). El
combate lo vamos a tener siempre y ha de ser bien orientado para
vencer. No huyamos de él puesto que quien huye además de vivir
cobardemente se hace un pacto con las debilidades y con la
mediocridad. Dar la batalla al Maligno y luchar con la fuerza y la
compañía del Espíritu Santo como hizo Jesús en los cuarenta días –en
el desierto-.

3.- De ahí que hemos de afrontar en este tiempo de cuaresma tres
modos de vivir para sanar las comodidades y apetencias del egoísmo:
La Oración, el Ayuno y la Limosna.

El tiempo de Cuaresma nos ayuda a profundizar en el encuentro
con Dios, por eso la ORACIÓN es el primer requisito de todo camino
hacia el recorrido del corazón, hacia la santidad. “Al Señor, tú Dios,
adorarás y a él solo darás culto” (Lc 4, 8).En la oración es donde
mejor se define si estamos cercanos o alejados de Dios.

“Efectivamente, cuando no vivimos como hijos de Dios, a menudo
tenemos comportamientos destructivos hacia el prójimo y las demás
criaturas –y también hacia nosotros mismos-, al considerar, más o
menos conscientemente, que podemos usarlos como nos plazca”
(Papa Francisco, Mensaje Para la Cuaresma de 2019, 4 de Octubre
2018,Fiesta de San Francisco de Asís). La oración nos ayuda a
renunciar la idolatría y autosuficiencia de nuestro yo. Tenemos
necesidad de la fuerza que viene del Señor. ¡Cuántas veces
constatamos en la plegaria la valentía para seguir luchando en hacer
el bien! No olvidemos que la vida cristiana si no se sustenta en la
oración y en la cercanía a los sacramentos, de modo especial la
Eucaristía y la Confesión, se convierte en una falacia.

Cuando hacemos excursiones por los senderos de una montaña se
requiere estar bien preparados y comer lo necesario, pero nunca
atiborrarse de los alimentos. El AYUNO libera de la avidez y hace
posible que el cuerpo se aligere. “No sólo de pan vivirá el hombre”
(Lc 4, 4). Hoy, por las instrucciones dietéticas, que ayudan a cuidar
del cuerpo, es normal que el dietista indique la importancia de
liberarse de alimentos nocivos, de exceso en alimentos grasos… y
todo porque este ayuno hace mucho más ágil al cuerpo y le
desintoxica de elementos nocivos para la sangre o por el exceso de
glucosa en el mismo. Y si esto se hace para el cuerpo, mucho más lo
hemos de hacer para el alma que puede verse enjaulada en una
parálisis existencial. El ayuno nos priva de nuestras apetencias
egoístas, nos fortalece para saber sufrir por amor, nos hace mirar las
realidades materiales por lo que son y no por lo que nos comunican
los intereses creados. Nos ayuda a tener el corazón en su lugar
sagrado y no fuera de él como si estuviera al borde del precipicio.
Teniendo presente el Juicio final: “Tuve hambre y me disteis de
comer; tuve sed y me disteis de beber; era peregrino y me
acogisteis; estaba desnudo y me vestisteis, enfermo y me visitasteis,
en la cárcel y vinisteis a verme” (Mt 25, 35-36), se entiende el
sentido de la LIMOSNA puesto que “entonces, se pondrá a la luz la
conducta de cada uno y el secreto de los corazones. Entonces será
condenada la incredulidad culpable que ha tenido en nada la gracia
ofrecida por Dios. La actitud con respecto al prójimo revelará la
acogida o el rechazo de la gracia y del amor divino” (Catecismo de la
Iglesia Católica, n. 678). “No tentarás al Señor tú Dios” (Lc 4,
12). Es decir que la idolatría más sutil es la de la falta de fraternidad,
quien tienta a Dios es porque sólo piensa en sí mismo y nada más. La
limosna no es simplemente una forma de solidaridad sino la
expresión de un amor que nos hace ver en el hermano la imagen
nítida de Jesucristo. Por eso al final de los tiempos el examen será
sobre la atención que se ha tenido con el prójimo puesto que en él se
encuentra al mismo Cristo al que se le acepta o se le rechaza.
Ruego a San Francisco Javier y a Santa María nos concedan la
gracia de renovar nuestra Iglesia y dar nuevo impulso evangelizador
a esta hermosa Peregrinación, que es la Javierada. Y os animo a dar
a conocer la Buena Noticia del Evangelio. ¡Id y anunciad: Jesús os
ama; es el Señor!

UNA LUZ QUE NUNCA SE APAGA
SEGUNDA JAVIERADA

1.- De nuevo nos encontramos en Javier. El Señor nos invita en este
día a vivir lo que nos dice San Pablo: “Nosotros somos ciudadanos del
cielo, de donde también esperamos al Salvador, el Señor Jesucristo,
el cual transformará nuestro cuerpo humilde en cuerpo glorioso como
el suyo” (Flp 3, 20-21). Zeruko hiritar gara eta handik itxaro
dugu salbatzailea, Jesukristo Jauna. Esta ciudadanía mientras
caminamos por esta tierra, es una ciudadanía pasajera, pero la que
vale y es eterna es aquella que transformará lo limitado en ilimitado,
lo pasajero en permanente y la fragilidad en fortaleza. Por eso hemos
de estar siempre muy bien preparados y al estilo del atleta correr con
soltura para que al fin consigamos la meta.

Para que podamos correr con firmeza y con seguridad el evangelio
nos propone hoy un alto en el camino, un momento de intimidad en
la montaña del Tabor. Sólo este momento orienta nuestro
peregrinaje. Jesús nos escoge a sus íntimos y nos invita a orar, a
abismarnos en el amor del Padre, en la escucha confiada de cuanto
nos quiere regalar y proponer. En Jesús, esa intimidad llega al punto
de transfigurarlo completamente. Y yo os pregunto, vuestro diálogo y
escucha del Señor os cambia el semblante, el corazón y los
proyectos? Moisés y Elías hablan con Jesús de su muerte, de su salida
al Padre, del exceso de amor y entrega que lo iba a romper y
derramar por toda la historia. Y como en Getsemaní, nos quedamos
perplejos y nos dormimos y abandonamos su contemplación. Gaur
Jauna argiz betea ikusten dugu. Eta gu berriz, loak hartzen
gaitu. Esna gaitezen senideok, Jesus hemen da.

2.- Pero ahora tengamos presente que si el Señor nos ha reunido
aquí, ante la figura y vida de Javier, es por una única razón: No tener
miedo y confiar en Él. Y digo esto porque hay muchos motivos para
temer y acobardarnos en la vida. Cada uno tenemos nuestro
Jerusalén, donde nos toca responder a la llamada de Cristo y dar la
vida, aunque duela. Y por eso oímos el susurro del Señor: “Así que no
temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu
Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra
victoriosa” (Is 41, 10). Y es que muchas veces sucede que nos vemos
amenazados por situaciones adversas de todo tipo y la tentación es
mirarlo con angustia y desesperanza. Por eso necesitábamos hoy de
la experiencia de la Transfiguración de Jesús.

Es el momento para cantar y recitar el salmo: “El Señor es mi luz y
mi salvación, ¿a quién temeré?” (Sal 26, 1). Miremos la vida con los
mismos ojos con los que nos mira el Señor. Esta es una luz que
nunca se apaga porque siempre está encendida. La esperanza se
sustenta aquí y de ella emana una seguridad existencial. “Espera en
el Señor, sé valiente, ten ánimo, espera en el Señor” (Sal 26, 14). Un
ejemplo fue el Papa San Juan Pablo II cuando dijo: “¡No tengáis
miedo!...Abrid de par en par las puertas a Cristo” y añade el Papa
Francisco:”Esta herencia era para él fuente de esperanza, de fuerza y
de coraje… Esta invitación se transformó en una incesante
proclamación del evangelio de la misericordia para el mundo y para el
hombre”. Ebanjelioaren poza da kristauon ondarea. Joan Paulo
Aita Saindua eta orain Frantziskok horretara deitzen gaituzte.
Creo que es una buena propuesta para este tiempo de Cuaresma
que nos ayudará para convertir nuestro corazón y dejar que las
bienaventuranzas, como escuchábamos en el evangelio, motiven todo
nuestro actuar y obrar. No olvidemos dar esplendor a nuestra vida
con la oración, el ayuno y la limosna. También meditemos la pasión
del Señor que nos enseñará a ser testigos de su amor entregado y
generoso. Busquemos momentos de oración en nuestros hogares y
poniendo en medio una imagen de la Cruz. Participemos en la liturgia
dominical y así seremos instruidos por la Palabra de Dios.
Acerquémonos al Sacramento de la Penitencia que nos purificará de
nuestros pecados. Comulguemos a Cristo que se hace presente en la
Eucaristía. Hagamos gestos de generosa ayuda a los más pobres y
actuemos con fraterna solidaridad.

3.- Concluyo invitando a todos para que recemos por los
seminaristas y para que muchos jóvenes sean valientes y generosos
en el seguimiento a Jesucristo por el camino del sacerdocio.
Gazteok, ez izan beldur! Jaunak deika ari zaizue bizitrara,
misiora, zerbitzura. El día 19, día de San José, celebramos la
Jornada del Seminario. Que San Francisco de Javier nos ayude a ser
misioneros y nos preparemos para anunciar a Jesucristo por doquier.
No tengamos miedo, ni temor, abramos las puertas a Jesucristo. Que
la Virgen María cuide de todos y de modo especial de la familia donde
se fraguan nuestras ilusiones y donde nos formamos para ser
mensajeros del amor a esta sociedad que nos rodea.

12/3/19

San Francisco Javier, Patrono de las Misiones, congrega a algo más de 16.000 peregrinos en la primera Javierada 2019.



El pasado fin de semana se celebró en Javier, Navarra, la Primera Javierada. Bajo un cielo azul, casi primaveral, pasaron por la “casa” del Patrono de las Misiones algo más de 16.000 peregrinos. La misa de acogida del peregrino, el sábado anterior, destacó por su alta participación; la plaza acogió este día, como ya es tradicional, a los numerosos peregrinos de la Ribera, y a cientos de jóvenes que vienen de fuera de Navarra.

Un año más, la oración de Betel, la tarde del sábado en Sangüesa, congregó a jóvenes y mayores para orar en el convento de los Capuchinos. D. Oscar Azcona, Delegado de Misiones y Director de OMP en Navarra, nos animó a todos a mantener el talante misionero durante todo el año, sobre todo con la mirada puesta en el Mes Misionero Extraordinario que ha convocado el Papa Francisco para el próximo mes de octubre. De hecho el lema de las Javieradas de este año, que dio nombre a la oración: “Enviados”, se ha elegido en consonancia con el lema del MME.

Al día siguiente, durante la celebración de la misa de la Primera Javierada, D. Francisco Pérez invitó a todos los participantes a no dejarse engañar por falsos ídolos: como el dinero, la ambición, y tantos otros; es Jesucristo quién da sentido a la vida y es fuente de la libertad y el amor que ansiamos.

El día transcurrió sin incidentes destacables y la vuelta a casa, como siempre, fue para el peregrino comienzo del descanso merecido.

Desde la Delegación Diocesana de Misiones y OMP agradecemos la colaboración de todos los voluntarios y cuerpos de seguridad y sanidad que hacen posible que este evento, tan navarro, sea un espacio de fiesta compartida y celebrada.

7/3/19

Web vaticana del Mes Misionero Extraordinario en español




El sitio web www.october2019.va es una de las iniciativas que se han llevado a cabo para promover la celebración del Mes Misionero Extraordinario de Octubre de 2019 y desde este fin de semana ya está disponible en Español.

El padre Fabrizio Meroni, secretario general de la Pontificia Unión Misional, a la que se le ha encomendado la realización de este mes misionero, explicaba que “El sitio web nace para promover y animar el Mes Misionero Extraordinario de Octubre de 2019, con el fin de contribuir, a través de los contenidos multimedia que se incluirán, a inspirar momentos de oración y reflexión sobre la missio ad gentes de todos los cristianos”.

En la página web hay secciones dedicadas a temas concretos, como la presentación, descripción y los análisis en profundidad más importantes sobre el Mes Misionero Extraordinario. En ella se pueden consultar textos del Magisterio y de las Obras Misionales Pontificias. Hay secciones dedicadas a los “Testigos”, con historias de beatos, de santos, de mártires, de ayer y hoy; a la “Formación”, con textos que pueden inspirar cursos de animación misionera; “Voces del mundo”, con la misión de hoy, con testimonios y textos de los misioneros y responsables de las Obras Misionales Pontificias en los diferentes países.

También se puede acceder y descargar en pdf la “Guía para el Mes Misionero Extraordinario de Octubre de 2019”. Se trata de un texto elaborado por iniciativa de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos y las Obras Misionales Pontificias, que contiene aportaciones de todo el mundo, con el propósito de servir a cada diócesis en sus necesidades de formación y animación misionera.

1/3/19

Obras Misionales Pontificias solicita ayuda de emergencia para Saipán, en el Pacífico



El presidente de las Obras Misionales Pontificias, Giampietro Dal Toso, ha enviado una carta a toda la red internacional de la institución para solicitar una nueva ayuda de emergencia. Se trata, literalmente, de levantar de nuevo una gran parte de las infraestructuras de la diócesis de Chalan Kanoa, en la isla de Saipán, en pleno Océano Pacífico. El paso del tifón Yutu, de categoría 5 fue catastrófico para esta isla del archipiélago de las Marianas.

Yutu fue el tifón más destructivo del mundo en 2018, y el más devastador en las Islas Marianas de su historia. Originado en medio del Pacífico, el 24 de octubre de 2018, precisamente cuando tenía mayor intensidad, tocó tierra en la parte sur de la isla de Saipán. En ese momento hubo vientos que llegaron a superar los 300 kilómetros por hora. Los daños fueron catastróficos, destruyendo todo tipo de estructuras e incluso barrió la vegetación de esta isla tropical.

Las Obras Misionales Pontificias internacionales han hecho llegar a la diócesis de Chalan Kanoa una primera ayuda de 50.000 dólares del fondo para emergencias pero, lógicamente, no es suficiente para lo mucho que se necesita, que es, literalmente, “reconstruir” la diócesis. Las Obras Misionales Pontificias piden, por ello, desde Roma, a todas las direcciones nacionales del mundo que en la medida de sus posibilidades se apoye a esta Iglesia hermana que ha sufrido un verdadero desastre.

El obispo de la diócesis de Chalan Kanoa, Mons. Ryan P. Jimenez, agradece las ayudas que se envíen y reconoce que “el camino de recuperación y reconstrucción será un proceso largo”. Se han perdido casas y la mitad de las parroquias de la diócesis no se pueden utilizar.

Esta diócesis de Saipán es uno de los 46 territorios de misión que las Obras Misionales Pontificias sostienen año tras año, y así ha sido en los últimos 50 años, con sus ayudas ordinarias – la asignación fija que sin distinciones tiene cada territorio de misión del mundo – y con ayudas extraordinarias para diversos proyectos. La ayuda que ahora se solicita es considerada de emergencia, dada la devastación sufrida en Saipán.

Para ayudar a la reconstrucción de estas diócesis devastadas por las inundaciones puede hacerse un donativo en la cuenta de Obras Misionales Pontificias, banco BBVA: ES0301821364330010039555- concepto Fondo Emergencia Saipán.

15/2/19

Misioneros por el Mundo en Colombia



“Lo nuestro es dar testimonio de que Dios es Padre, un padre que cuida”

El próximo domingo 17 de febrero, a las 13,45 horas, “Misioneros por el Mundo” llega a Colombia de la mano de Obras Misionales Pontificias (OMP), para conocer a algunos de los más de 300 misioneros españoles que se encuentran en el país.

Las Hijas del Calvario y las Hermanas Vedrunas son vecinas en barrios pobres de Bogotá, donde viven compartiendo el día a día del pueblo.

En el Barrio Villa Javier (fundado hace 106 años por el padre José María Campoamor, un jesuita español) las Hijas del Calvario tienen una comunidad en la que hay dos misioneras burgalesas: Casilda Barbero Santaolalla y Mª Luisa Ruiz Alcalde.

Sus vecinas, las Hermanas Vedrunas, trabajan en el Barrio del Consuelo. Allí se encuentra una religiosa de la diócesis de San Sebastián, Mª Dolores Aseguinolaza, que lleva más de 40 años en la capital colombiana. En la puerta de su casa, las religiosas han visto cómo asesinaban a un par de personas, una de ellas traficante de drogas (miles han sido asesinadas entre 1988 y 2013 como parte de lo que el gobierno llamó “limpieza social” como su solución para acabar con problemas de droga y violencia).

El trabajo no da tregua a las Hijas del Calvario: visitas a enfermos, promoción social, atención a jóvenes madres, etc. En la AMAC (Asociación de Mujeres y Madres Abriendo Caminos), las religiosas atienden y apoyan a madres solteras “muy jovencitas”, que generalmente son abandonadas por sus novios cuando se enteran de que están embarazadas. Otro problema social, según explica la hermana Casilda, está vinculado a la alta inmigración venezolana, rechazada a veces pensando que vienen a quitar trabajo. Con todo, la pobreza es un problema menor comparado con la droga (muchos jóvenes pobres no dudan incluso en vender una teja o una cucharita para comprarse la droga). Edelmira es una de los enfermos a los que las misioneras visitan semanalmente, que agradece mucho el “consuelo espiritual”, sobre todo la Comunión, que le llevan las religiosas. Casilda dice emocionada que son “los enfermos, los catequistas…” los que evangelizan a los misioneros y les enseñan “a creer en un Dios muy cercano porque ellos viven con una confianza muy grande en Dios”.
La hermana Lucía Adela Carracedo es una leonesa de la diócesis de Astorga que es misionera desde los 20 años. Esta vocación temprana surgió leyendo la vida de la patrona de las Misiones, santa Teresita del Niño Jesús. Las Carmelitas Teresas de San José atienden a las niñas huérfanas y pobres. En Bogotá, lo primero para estas misioneras es la educación en el colegio “Carmen Teresiana”, construido en el sur de Bogotá para estas niñas. Allí tienen también un grupo de Infancia Misionera. A pesar de sus 62 años como misionera, Lucía sabe que tiene que “ser presencia y continuar la misión, también acompañando a las hermanas que están ahora trabajando”, convencida de que el Señor todavía la quiere allí.

A más de 500 kilómetros de Bogotá y a orillas del Pacífico se encuentra Buenaventura, donde las Hermanas Servidoras de Jesús del Cottolengo del Padre Alegre, atienden a los discapacitados, pero sobre todo, encuentran en ellos a Jesucristo. Allí se encuentran dos españolas, la hermana Caridad Gomiz Reche, natural de un pueblo de Almería y la hermana Agustina Barbero, de Salamanca. Siguiendo una lógica que no es la del mundo, la misionera explica las condiciones de admisión al Cottolengo: “cuanto más pobre, más enfermo ‒aunque nos dé más trabajo‒ y más abandonado, pues más posibilidades tiene de entrar, aunque llegue el último”. El trabajo no les asusta porque, como dice Caridad, la fuerza la sacan “de la Eucaristía, de la oración”. Para ella, este trabajo difícil no es ningún mérito, más bien cree que tiene que dar gracias a Dios porque de los discapacitados aprende “la gratitud, la capacidad de sufrimiento”, y añade: “son sencillos, son transparentes, son lo que son, no tienen que fingir nada”. Cuidar a los enfermos es sólo parte de lo que hacen y “no es mucho”, para esta misionera, “lo nuestro es dar testimonio de que Dios es Padre, que cuida”. Con el fin de dar ánimo a sus hermanas en las casas de Popayán y Buenavista, en este viaje de Misioneros por el Mundo, se encontraba la Madre General, Milagrosa Bazán Ocón, que había viajado desde España con el objetivo de “mantener el espíritu de la Congregación, la vida de familia con los enfermos, la adoración a Jesús en la Eucaristía”.

Los programas de “Misioneros por el Mundo” grabados con OMP se emite los domingos a las 13,45 y también se puede seguir en directo on line en: http://trecetv.es/directo; y tras su emisión, verse en la web del programa: http://trecetv.es/programas/misioneros-por-el-mundo