• ADVIENTO MISIONERO


    Recursos para vivir el Adviento en clave misionera
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Sé misionero y anuncia que Jesús nace para todos
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

6/8/12

Misioneros navarros de todo el mundo se encuentran en Tierra Estella


El pasado 17 de julio de 2012 se celebró en el Monasterio de Sta. Mª de Iranzu, en Abárzuza, el Encuentro de verano de misioneros navarros y familiares organizado por la Delegación Diocesana de Misiones del Arzobispado de Pamplona y Tudela.

El encuentro, que congregó a 57 misioneros y familiares, comenzó con una eucaristía presidida por nuestro Arzobispo D. Francisco Pérez y animada por el Delegado de Misiones D. José Mª Aícua. En la celebración, ambientada con música de órgano y violín por D. Luis López y D. José Ignacio, D. Francisco nos animó a “llevar la luz de Cristo en nuestros corazones y transmitir el amor a los demás desde una renovación evangelizadora”, teniendo en cuenta que este año la Iglesia ha convocado el “Año de la fe”.
Acto seguido tuvo lugar una charla-debate en la que inicialmente se presentaron: el nuevo listado de los 1033 misioneros navarros en 72 países con 800 e-mail actualizados, las revistas Nexo y Navarra Misionera y las nuevas páginas web. A continuación cinco misioneros nos hicieron partícipes de sus experiencias misioneras. D. Eugenio Jauregui, uno de los ponentes, esbozó los cinco retos de la misión: el relevo de los misioneros, la Nueva Evangelización en esta aldea global, la autonomía local de las iglesias nacientes, inculturación, e invitar a la experiencia de Dios desde la novedad de Jesús. Se acordó, además, que a partir de ahora habrá un único Encuentro Misionero de Verano en Javier en la primera quincena de agosto.

La comida fraterna, fue lugar de encuentro e intercambio de vida e ilusiones.

El encuentro finalizó bajo un sol generoso en Estella, donde la Iglesia de San Pedro de la Rúa ofreció sombra, historia y espiritualidad. La vuelta a Pamplona… como siempre, con ganas de más.