• "CARTA A LOS REYES MAGOS"


    Escribe tu carta a los Reyes Magos con Infancia Misionera
  • "NAVIDAD SOLIDARIA"


    En Navidad se solidario: Colabora con un donativo para las Misiones
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Sé misionero, anuncia que Jesús nace para todos
  • JORNADA INFANCIA MISIONERA 2019


    Recursos celebrar la Jornada de Infancia Misionera - 27 de enero de 2019
  • "CON JESÚS NIÑO A LA MISIÓN"


    Recursos de noviembre diciembre para trabajar con los niños Adviento y Navidad
  • "AYUDA EMERGENCIA INDIA"


    Puedes hacer un donativo en la cuenta de Obras Misionales Pontificias del banco BBVA: ES0301821364330010039555-Concepto Fondo Emergencia India

4/12/18

El Mes Misionero Extraordinario de los jóvenes



La carta del papa Francisco convocando un Mes Misionero Extraordinario en octubre de 2019 pone mucha insistencia en despertar la conciencia misionera de todo el pueblo de Dios. De la misma manera que la carta apostólica de Benedicto XV Maximun illud contribuyó al despliegue misionero hace casi 100 años, Francisco quiere que la Iglesia renueve su compromiso misionero y responda a los desafíos de la evangelización que le presenta el mundo de hoy.

Este Mes Misionero Extraordinario quiere ser un hito importantísimo en el actual pontificado, como puesta en práctica de este empeño del Papa. En la Evangelii gaudium - documento programático que guía la labor pastoral del Papa- expresaba contundentemente la necesidad de tomar conciencia que la actividad misionera “representa aún hoy día el mayor desafío para la Iglesia” y “la causa misionera debe ser la primera” (n. 15). Para ello es necesaria una profunda “conversión pastoral  y misionera” para poner a la Iglesia en “un estado permanente de misión” (n. 25). Implica “una opción misionera capaz de transformarlo todo” (n. 27). Todo esto se recuerda en la carta de convocatoria del Papa. Por eso, del Mes Misionero Extraordinario el Santo Padre espera que “sea un estímulo para superar la tentación recurrente que se esconde en toda clase de introversión eclesial, en la clausura autorreferencial en la seguridad de los propios confines, en toda forma de pesimismo pastoral, en cualquier nostalgia estéril del pasado, para abrirnos en cambio a la gozosa novedad del Evangelio”.

Pues bien, todo ello tiene que hacer reflexionar sobre cómo seguir orientando la pastoral con jóvenes en general, así como la animación y formación misionera de los jóvenes en particular. Además el reciente Sínodo de los Obispos sobre “los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional” se ha expresado muy claramente en su Documento final [http://press.vatican.va/content/salastampa/it/bollettino/pubblico/2018/10/27/0789/01722.html] acerca de la necesidad de la renovación de la pastoral con jóvenes. Afirma de sí mismo que es “un mapa para orientar los próximos pasos que la Iglesia está llamada a dar” (n. 3). Una de las cuestiones más importantes es la propuesta de la acción pastoral con los jóvenes desde la perspectiva de la misión, como la manera de englobar la llamada del joven en la sociedad y en el mundo. Los Obispos proponen a los jóvenes “la existencia bajo el signo de la misión” (n. 69), en la línea del papa Francisco y afirman: “La misión es una brújula segura [https://www.omp.es/sinodo-de-los-jovenes-la-mision-brujula-para-los-jovenes/] en el camino de la vida, pero no es un navegador, que muestra anticipadamente todo el recorrido” (n. 70).

Para Francisco la finalidad del Mes Misionero Extraordinario es: “Promover iniciativas e intensificar de manera especial la oración —alma de toda misión—, el anuncio del Evangelio, la reflexión bíblica y teológica sobre la misión, las obras de caridad cristiana y las acciones concretas de colaboración y de solidaridad entre las Iglesias, de modo que se avive el entusiasmo misionero y nunca nos lo roben”.

El Documento final, siguiendo el relato de los discípulos de Emaús, propone que la Iglesia camine con las personas (capítulo I), para que se le abran los ojos (capítulo II) y se ponga en marcha sin titubeos (capítulo III). Es evidente que estas acciones tienen una fuerte impronta misionera; a la vez que tienen importantes consecuencias misioneras. De la propuesta de pastoral con jóvenes que se despende del Documento final del Sínodo de los jóvenes se espera que responda al deseo del Papa de una Iglesia más misionera entre los jóvenes. La próxima Jornada Mundial de la Juventud en del 22 al 27 de enero de 2019 en Panamá [link], así como la preparación y la celebración del Mes Misionero Extraordinario son preciosas oportunidades para hacer realidad este deseo.

Las Obras Misionales Pontificias van a ofrecer a los jóvenes a lo largo del año dos ayudas para la preparación del Mes Misionero Extraordinario: Una es la sección en la revista misionera para jóvenes Supergesto “En ruta hacia ... el Mes Misionero Extraordinario” que aparecerá a partir de número de enero de 2019. La otra son unas orientaciones pastorales para potenciar la dimensión misionera de la pastoral con jóvenes en la página web. Su título será: “La misión, brújula para los jóvenes”. Ambas están basadas en las cuatro dimensiones que el papa Francisco ha dado a la Iglesia para preparar y vivir el Mes Misionero Extraordinario de octubre de 2019: 1. Encuentro personal con Jesucristo, vivo en su Iglesia; 2. Testimonio; 3. Formación y 4. Caridad misionera, según indica el Cardenal Filoni en su carta a los Obispos del 3 de diciembre de 2017.​