• ADVIENTO MISIONERO


    Recursos para vivir el Adviento en clave misionera
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Sé misionero y anuncia que Jesús nace para todos
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

15/4/15

JORNADA DE VOCACIONES NATIVAS 2015


LEMA
“¡Qué bueno... El mejor indicador de que una persona ha descubierto el tesoro escondido, su propia vocación, es la paz interior que se refleja en su rostro. Es la expresión del enamorado... Algo ha cambiado en su vida. 
caminar La vocación entraña el compromiso de salir de uno mismo para ir al encuentro del otro. Así lo refiere el salmista: “Dichoso el que camina en la ley del Señor” (Sal 119 [118]), “Caminaré en presencia del Señor” (Sal 116 [114-115]). Vocación es vivir la disponibilidad para “salir” e ir a donde la Iglesia envía.
contigo!” Quien ha sido llamado a la vida consagrada o al sacerdocio es consciente de que Él camina al lado y nunca dejará de ser su acompañante, y de que la vocación implica compartir la vida con los demás, al estilo de Jesús, para mostrarles el rostro de Dios.

CARTEL
26 de abril de 2015 En el día del Buen Pastor, IV Domingo de Pascua, la Iglesia celebra dos Jornadas con referencia explícita a la vocación de especial consagración.
Corazón Un corazón que adquiere la forma de unas manos orantes. La llamada vocacional se percibe en el corazón de cada persona, cuando en el silencio de la oración “toca” con sus manos el misterio de Dios.
¡Qué bueno caminar contigo! Un lema que expresa el gozo y la alegría de ponerse en camino al encuentro con Dios y con los demás.

OBJETIVOS
Orar al Dueño de la mies para que siga enviando muchos obreros a su Iglesia, y para darle gracias por las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada que actualmente se forman en seminarios y noviciados en todo el mundo.
Suscitar en los jóvenes disposiciones adecuadas para escuchar la llamada de Dios y disponibilidad para cumplir su voluntad.
Promover entre los fieles una eficaz colaboración con la Obra Pontificia de San Pedro Apóstol, que atiende las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada en los territorios de misión.

Obtener fondos y ayudas económicas para el sostenimiento y la formación de estas vocaciones, a través de la financiación de “Becas de estudio”.