• ADVIENTO MISIONERO


    Recursos para vivir el Adviento en clave misionera
  • SEMBRADORES DE ESTRELLAS


    Sé misionero y anuncia que Jesús nace para todos
  • SUSCRÍBETE A GESTO


    ¡Hagamos de los niños de hoy personas que quieran amar!
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

17/8/14

DOMUND 2014 - Cartel y lema

El próximo 19 de octubre se celebra la Jornada del DOMUND 2014, bajo el lema: "Renace la alegría".

-----------------  El cartel  -----------------

La imagen: Nada más elocuente que la sonrisa de unos jóvenes, independientemente de su raza, para expresar la alegría que brota del corazón. Al contemplar sus miradas y sus manos entrelazadas, es fácil descubrir que su alegría nace de un corazón limpio y una fraternidad profunda. Es la fuerza del amor. No necesitan otros estímulos externos.



Las palabras: El lema, el hashtag #Yosoydomund y la fecha de la Jornada forman una unidad. La palabra“DOMUND”, suficientemente significativa, evoca la vida de entrega de los misioneros y suscita la implicación en su misma tarea.


Los símbolos: Sobre un fondo morado, se ven unos signos que representan algunos elementos específicos de las Obras Misionales Pontificias, cuyo principal objetivo es la cooperación con la actividad misionera de la Iglesia.

Descargar: http://www.omp.es/OMP/domund/jornada/materiales/cartel.pdf


-----------------  El lema  -----------------


“RENACE... Así se dice al comienzo de Evangelii gaudium: “Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría”. La misión es el lugar privilegiado para nacer y renacer al encuentro con Dios. Este renacer, del que habla Jesús con Nicodemo, estaba escondido y ha sido revelado a los pequeños. Así sucede en el origen de la fe de los discípulos. La finalidad de la actividad misionera es nacer y renacer a la vida de fe.

... LA ALEGRÍA” Es un aspecto esencial en la evangelización. La alegría está en la entraña del amor trinitario: el Padre es la fuente; el Hijo, su manifestación; y el Espíritu Santo, el animador. Los discípulos, llenos de alegría, proclaman el amor de Dios. Tras su encuentro con Cristo, comparten esta experiencia con los más pobres. Y Francisco nos pregunta: “¿Por qué no entramos también nosotros en este río de alegría?”.