• SEMANA ESPAÑOLA DE MISIONOLOGÍA


    "Misión y redes" Burgos del 2 al 5 de julio de 2018
  • CURSO DE VERANO DE MISIONOLOGÍA 2018


    "El Espíritu nos impulsa por los caminos de la Misión" Segovia del 25 al 30 de junio
  • MENSAJE JORNADA MUNDIAL DE LAS MISIONES 2018


    “Con los jóvenes, llevemos el Evangelio a todos” Francisco - DOMUND 2018
  • Guía Compartir la Misión 2018


    Propuestas de voluntariado misionero para jóvenes
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes
  • GESTO


    Revista misionera para los niños
  • REVISTA MISIONEROS


    Revista misionera para adultos que recoge la actualidad misionera de la Iglesia

7/5/13

JAVIERADA enfermos, ancianos, sanitarios y voluntariado 2013


El pasado 4 de mayo de 2013, se celebró en Javier la Javierada de los enfermos, ancianos, sanitarios y voluntariado, bajo el lema: “Ve y haz tu lo mismo, como San Francisco Javier”. Los actos comenzaron a las 17:00h. con el Vía Lucis, que organiza la Delegación de Religiosidad Popular, cuyo recorrido culminó en el Auditorio Juan de Jasso dónde dio comienzo la Misa presidida por D. Juan Antonio Aznárez, Obispo auxiliar. La Celebración, en la que participaron más de 500 personas, fue animada por el Delegado de Misiones D. José Mª Aícua y el Delegado de Pastoral de la Salud y Ancianos D. José Ignacio Martín. Cantó el coro: “Canciones de siempre”.

Al terminar la Misa, dio comienzo el Festival, con la proyección del vídeo: “Javier… encrucijada de caminos” que dio paso al momento más animado de la tarde con las canciones del coro “Canciones de siempre”. 

Acto seguido dio comienzo la proyección: “Javier y los enfermos” tras la cual los Delegados acompañados de la Consejera de Salud, Marta Vera, La Presidenta del Colegio Oficial de Médicos de Navarra, María Teresa Fortún, y el Presidente del Colegio Oficial del Enfermería de Navarra, Pablo de Miguel, entregaron los homenajes de este año.

Esta entrañable Javierada terminó un año más con un ágape fraterno entre música y bailes, en el que los participantes demostraron que cualquier edad es buena para vivir la alegría del Evangelio al estilo de San Francisco Javier.